Semanarioprensalibre's Blog

Just another WordPress.com weblog

El Brasil de Bioy Casares

Es característico en Adolfo Bioy Casares ese estilo de escritura simple, donde todo parece transcurrir con absoluta ligereza, sin aparente trascendencia, pero del que es muy difícil escapar, por la intensidad con que atrapa al lector. A veces contando anécdotas inesperadas, pero siempre entregando percepciones delicadas sobre lo que lo rodea, y que parece obligar a sus lectores  a prestar infinita atención a sus agudas observaciones; siempre dispuesto a encontrar detalles que escapan a cualquier visión superficial.

Editorial La Compañía editó hace muy poco un diario de viaje, con el título de Unos días en el Brasil, donde relata su participación en un congreso de escritores del PEN Club en 1960, realizado en Brasil. Hubo una edición en 1991 de 300 ejemplares, que había pasado casi inadvertida porque no fueron vendidos, sino regalados por Bioy a sus amigos. O sea que esta es la primera oportunidad para el lector de a pie para adquirir un ejemplar; y con un agregado, las fotografías que se publican son las tomadas por el propio Bioy Casares en de Brasilia y que hasta esta edición no habían sido dadas a conocer.

Adolfo Bioy Casares (1914-1999) es autor de varias novelas y cuentos, algunos de ellos transformados en guiones de películas. De ellos se pueden recordar, por ejemplo: Dormir al Sol, Diario de la guerra del cerdo, La invención de Morel, El sueño de los héroes, algunas de sus novelas más famosas. La trama celeste y El lado de la sombra recogen varios de sus relatos. Pero no se quedó allí, junto a su mujer, Silvina Ocampo y su amigo Jorge Luis Borges realizó una imperdible Antología de la literatura fantástica. Escribió a cuatro manos con Borges innumerables relatos, además de su diario póstumo Borges (2006) y el Diccionario del argentino exquisito, una irónica forma de burlarse de los que pretenden agregar palabras difíciles a sus textos para mostrar sus conocimientos y su mediocridad.

En este diario Bioy recurre a la  evocación de Ophelia, una “chiquilina” brasileña conocida en un viaje a Francia en 1951, que recuerda enamorada de su prestancia de seductor y a la que espera encontrar casualmente en su viaje de casi una década después. Bioy escribe su diario mientras transcurren esos días, con la sombra de su amor brasileño, sin dedicarse demasiado a divagaciones literarias. Es una participación casi por compromiso, en un congreso en el que no hablará, ya que aclara que él es un “escritor por escrito”, donde las descripciones de los personajes con los que trata, los lugares a donde concurre a comer o las ciudades que vista, son atrapantes. Moravia, Roger Callois, Graham Greene, son algunos de los escritores con los que comparte momentos.

Y si algo le faltaba a este breve texto es un posfacio, como a los que nos tiene acostumbrado La Compañía, escrito por Michel Lafon, escritor, ensayista y editor de las novelas completas de Bioy Casares en Francia, entre otras obras que tradujo y editó.
Lafon se proclama admirador fanático de Bioy Casares desde los 18 años cuando empezó a leer su novelas, y relata sus encuentros con el escritor, su amistad, sus vínculos intelectuales, también en forma de diario, aunque más extenso en el tiempo, ya que va desde sus primeros encuentros en 1991, hasta momentos antes de su muerte. Su relación con otros amigos de Bioy, otros escritores, su hijo… En fin, un relato apropiado para los admiradores de Adolfo Bioy Casares, para los amantes de la buena escritura, un libro para tener en cuenta.

R.B.

Unos días en Brasil
Adolfo Bioy Casares
Editorial La Compañía
Posfacio de  Michel Lafon
82 pág. $58

Anuncios

octubre 9, 2012 Posted by | Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Los edificios de altura cambian la cara de los barrios

La municipalidad de Vicente López evalúa si continuará permitiendo la construcción de edificios en zonas cercanas a la estación Florida y La Lucila. El problema también se da en otros municipios y en la Ciudad de Buenos Aires.

El 30 de julio Prensa Libre publicó una nota sobre el cambio abrupto que se veía en varias calles de Florida, donde edificios de hasta cinco pisos pasaron a ocupar el lugar que antes ocupaban tradicionales casas del barrio. El avance de estas obras provocó muchas quejas e inconvenientes a los vecinos, y la municipalidad decidió suspender por 180 días todos los pedidos para nuevas construcciones, tanto en Florida como en La Lucila. Las manzanas afectadas son la 2 y la 12 de Florida Este, entre las calles Ayacucho, Urquiza, España y Av. San Martín; y las manzanas 46, 60, 73 y 85 de La Lucila, entre las calles Rawson, Bermúdez, Rioja y Bouchard. Ambas, zonas cercanas a la estación de tren y con un gran desarrollo comercial.

Según las inmobiliarias, el precio promedio de un departamento en esas calles ronda los US$ 2.200 por m2 y se venden incluso antes de estar terminados. “Barrios que se caracterizaban por su tranquilidad y estilo, se han convertido ahora en sitios ruidosos, llenos de comercios, edificios y autos” dice Alberto Núñez, un vecino de Florida Este y agrega: “Más allá de lo mucho que ha cambiado estéticamente el barrio, para peor por supuesto, este desarrollo urbano desmesurado trae otros problemas, tales como el colapso de cloacas, la disminución en la presión del agua, el exceso de autos en la calle que dificultan el estacionamiento y aumentan los ruidos y la polución”.

Los reclamos de los vecinos van: desde el pedido para que se frene toda nueva construcción (porque no sólo el barrio perdió parte de su belleza, sino que además no se puede caminar por las veredas debido a los restos de construcción, volquetes y camiones), hasta el reclamo de que rezonifiquen sus calles de R1 a C2 para poder vender sus casas a mejor precio y mudarse de barrio. Debido a las inquietudes y al malestar de los vecinos, la municipalidad decidió suspender, mediante el decreto 2791/10, provisoriamente y por un término de ciento ochenta días la recepción de todo trámite tendiente a registrar nuevas obras en estas zonas. El decreto fue firmado el 6 de agosto de 2010 por el intendente Enrique García y por el Secretario de Planeamiento, Carlos Guntín con la idea de evaluar bien la situación antes de resolver.

En entrevista con Prensa Libre, el titular de la secretaria de Planeamiento y Urbanismo creada en julio de 2009, Carlos Guntín, dijo: “Estamos haciendo un relevamiento para ver si la zona se rezonifica o queda como está. Nuestra idea es hacer reuniones con los vecinos del lugar para trabajar con ellos y sacar conclusiones que favorezcan a la mayoría. Probablemente a partir de la semana próxima, comencemos con estas reuniones y después se deberá esperar lo que resuelva el Concejo, formado hoy por 14 bloques políticos, que tiene la última palabra”.

Pasaron cuatro meses desde la firma de este decreto y la consulta vecinal aún no se inició. Según urbanistas consultados, la construcción sin frenos de edificios en una zona reducida puede ocasionar muchos trastornos en la vida cotidiana de un barrio. Es indudable que construir nuevas viviendas en estas zonas representa un negocio inmobiliario altamente rentable, pero también lo es que el crecimiento urbanístico debe darse de manera sustentable y responsable que, más allá del buen negocio que pueda representar para algunos, debe tratar de preservar los lugares verdes y de mejorar la calidad de vida de los vecinos.

También en San Andrés

El viernes 10 de diciembre a las 19.30, en la intersección de las calles Ayacucho y Diego Pombo, se realizará una segunda protesta directa. Los vecinos de San Andrés realizan la protesta “para manifestar el enorme malestar de los vecinos con la imparable construcción de edificios en el barrio que desconfiguran y alteran las características y servicios esenciales del barrio. Luego de más de tres años de reclamos de todo tipo, los vecinos se juntan para decir ¡Basta de edificios en San Andrés!”

Estos y otros temas los vecinos lo tratan en su página: http://www.vecinosdesanandres.com.ar Link Permanente: http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=3307

diciembre 11, 2010 Posted by | Uncategorized | , , | Deja un comentario

Tras un día de tensión, continúa la defensa de la costa

Tras una tensa jornada, los jóvenes que acampaban en el campo municipal Nº 3, lograron retirarse sin ser reprimidos por la policía y con un compromiso garantizado por el Ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, de que la comuna no ingresará topadoras hasta al menos el miércoles 26 de mayo a la finalización del horario judicial. El alto funcionario y el premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel -que negoció por los jóvenes- sellaron el acuerdo telefónicamente. La policía se comprometió por escrito, con el visto bueno del fiscal actuante, a garantizar, en la práctica, el no ingreso de las topadoras municipales. El oficio fue firmado por diputados nacionales y provinciales, concejales, entidades vecinales, autoridades policiales y jóvenes. Más de 800 vecinos festejaron el acuerdo bailando a las puertas del predio.
Anoche poco después de las 24, en el campo deportivo Nº 3, sito en la costa de Vicente López, se firmó un oficio por el cual un grupo de jóvenes, que acampaba en el lugar, en defensa de los espacios verdes, se retiró y la policía se comprometió a resguardarlo de las topadoras municipales que quieren destruirlo.

La jornada fue de una tensión pocas veces vista en la zona. Alrededor de las 14 más de un centenar de policías de la guardia de infantería, listos para la acción, formó una muralla humana del lado sur del campo deportivo, situado en Yrigoyen y Solís, a metros del río. Allí desde principios de mes acampan jóvenes para cuidar el lugar.
La orden, vía oficio judicial bajo la jurisdicción de la Fiscalía Nº 3, era desalojar el lugar. La denunciante fue la Municipalidad de Vicente López. El motivo, las obras del vial costero, un camino de asfalto en plena costanera, resistido por muchos vecinos, pero especialmente por cientos de jóvenes que disfrutan del verde de la costa.
Desde principios de mayo un grupo de estos chicos y chicas, junto con algunos adultos, acampan en el predio para evitar que las topadoras municipales lo destruyan. Allí, desde entonces, han pasado más de dos mil vecinos para participar en talleres de arte y recreación, recitales y otras actividades que sirven para difundir el problema.
La infantería fue una amenaza mil veces mayor que los nubarrones que poblaban el cielo desde la mañana, sobre todo, luego de que, el miércoles, la fuerza reprimiera brutalmente, a cuadras de allí, para desalojar un bar abandonado, en Laprida y el río, con el saldo lamentable de jóvenes y jovencitas golpeados y cuatro detenidos.
Las redacciones comenzaron a enterarse del asunto, lo mismo las oficinas de diputados, senadores, concejales y organizaciones de la sociedad civil. Prensa Libre llegó al lugar alrededor de las 19, y pudo seguir de cerca cada paso de las complejas deliberaciones y negociaciones que tuvieron lugar hasta el final.
En el predio había más de un centenar de infantes armados, con palos y escudos. En las inmediaciones había móviles, carros de asalto y muchos más efectivos. A pesar de la hora, las idas y vueltas, marchas y contramarchas se sucedían a pleno; un ejercicio que, sin duda, solo la democracia hace posible.
Había varios cientos de jóvenes y vecinos dentro del predio del campo Nº 3 y afuera, a las puertas de la calle Solís que se iban autoconvocando, deliberaban, hacían propuestas y manifestaban a favor de la costa con cánticos, bombos y otros instrumentos musicales.

Al frente del operativo policial estaba el propio Jefe Departamental, Jorge Nasrala. Llegaban diferentes personalidades públicas. Los diputados nacionales Horacio Alcuaz y Vilma Ripoll, la diputada provincial, Liliana Piani, el titular de Red Solidaria, Juan Carr, el premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, entre otros.

De Vicente López estaban, el titular de la Agrupación de Vecinos, Víctor Bardecci, la Defensora del Pueblo local, Maria Celeste Vouilloud, los ediles Carlos Roberto, Alberto Antelo y Julio Cuntari (Gen Ps), Walter Rojas (Solidaridad e Igualdad), Paola Caputo (ConFe), el referente del partido Nuevo Encuentro, Nicolás Tereschuk, entre otros.
Pasadas las 21 el ambiente se corta con tijera. La represión es inminente. Pérez Esquivel llama por celular al Ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, y lo pone al tanto del problema, explicándole, sobre todo, que los manifestantes defienden un espacio público pacíficamente. “Por favor, no a los palos”, se le escucha decir
Luego de ese intercambio que duró minutos eternos, el premio Nóbel le pasó el celular al jefe de policía, Nasrala, que escuchó e intercambió conversación por otro lapso y colgó. Pérez Esquivel, entonces, pidió interiorizar a los jóvenes del predio sobre sus gestiones y se organizó una asamblea.
El premio Nóbel de la Paz informó que el Ministro Alak garantizaba que no habría represión policial y que la comuna no avanzaría sobre el predio, si los jóvenes se retiraban sin resistencia. La otra opción, si se quedaban, era que se cumpliera con el requerimiento de desalojo, con la amenaza de represión.
Lejos de toda presión, con lo cual demostraron un temple destacable, los jóvenes agradecieron con aplausos la participación de Pérez Esquivel y le informaron que someterían la propuesta al voto de la asamblea y allí comenzó una ronda de opiniones, análisis y propuestas sobre qué pasos seguir.

Las propuestas se dividieron entre los que proponían quedarse y sostener las consecuencias sin más, los que sostenían que el compromiso se materialice por escrito y los que planteaban aceptar la propuesta de Alak sin más, en virtud de la garantía que representaba la participación de Pérez Esquivel como interlocutor.

Los jóvenes se tomaron el tiempo para dirimir las ventajas y contras de cada camino y finalmente decidieron pedir un compromiso por escrito de que las topadoras municipales no iban a arrasar el predio. Con esta decisión volvió la tensión, ya que no parecía viable y usual ese pedido al Ministro. Las deliberaciones continuaron.
A esta altura se hizo presente en el lugar el subsecretario de Inspección General de la comuna, Javier Carrillo, pero lejos de responsabilizarse, en evitar la represión y refrendar con su firma algún tipo de salida útil para la vecindad, esquivó el compromiso y adujo que el tema debía resolverse en el ámbito judicial, y se retiró.
La media noche se aproximaba y la sombra de la represión volvía a cubrir más el paisaje que la oscuridad nocturnay los nubarrones cada vez más presentes. Pero el agua no llegó al río. Surgió una propuesta en la cual el aporte de la fuerza policial no fue menor.
Si los jóvenes necesitaban un compromiso por escrito para retirarse en paz, y de tenerlo acatan la salida, tal vez la fiscalía acepte que tal oficio se materialice en el predio, habida cuenta de que la finalidad de los jóvenes es legítima y no pretenden usurparlo sino cuidarlo. Lo mismo que toda la costa del distrito.
Si la policía garantiza que el predio no se destruye, al menos hasta un día después del feriado para poder defenderlo por vía judicial, los jóvenes se van. Se somete la propuesta a la asamblea y otra vez los jóvenes demuestran una responsabilidad que no manifiestan los máximos funcionarios comunales con años en el poder. La aprueban.
El oficio es firmado por autoridades policiales, diputados y concejales presentes, asambleístas, por la Agrupación de Vecinos y por la defensora del pueblo. El abogado Gastón Sánchez, del partido Nuevo Encuentro, da el visto bueno y aunque los nubarrones siguenen el cielo, la tempestad en el predio se disipa por completo.
La tensión muta en alegría. ¡El vial costero se va a parar. Queremos verde y espacio popular! Cantan los vecinos en la calle Solís. Bailan. Se abrazan. Pero el compromiso sigue. Hoy sábado, a las 15, se encontrarán bajo el puente del tren de la Costa en Maipú y Amador.
 
“Cada paso que damos es súper positivo. Nos fortalece como grupo” le dice a Prensa Libre, Clara, de Florida, una de las jóvenes líderes de la movida. “Estábamos defendiendo este predio público para los vecinos, y sin ninguna intención personal sobre el lugar. Ahora seguimos alerta” concluye.

http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=2764

mayo 26, 2010 Posted by | Comunicación | , , , , , , , | Deja un comentario

Magos: un oficio que moldea la imaginación

Dos magos de la zona norte le contaron a Prensa Libre los pormenores del oficio, el trabajo para recrear con originalidad al personaje que se presenta en escena; los desafíos para mantener vigencia en una época en la que la ilusión está de capa caída, y las maneras de hacer ver el arte de la magia como lo que es, una manera de ganarse la vida, sin duda original pero no muy diferente a otras labores, especialidades y quehaceres.

 ¿Quién no escuchó decir alguna vez que para vivir en nuestro país hay que ser mago? Más allá de la generalización, efectivamente hay personas -y las hay en la zona norte también- que eligieron la magia como oficio para ganarse el pan y moldean cotidianamente una materia prima por demás delicada: la imaginación.

El mago Vander vive en Vicente López, cerca de la avenida Gral. Paz. Su taller es un amplio ambiente, en el departamento que habita con su familia, para nada cargado de muebles, con un espejo amplio sobre la pared, una computadora y el cajón donde están los elementos para las ilusiones, fabricado por él mismo.

En otro sector esperan las funciones una paloma, un conejo, una chinchilla y un erizo africano, simpático animalito, del tamaño de un hamster, recubierto de púas. También forman parte de los elementos básicos de trabajo la galera, un recuerdo del mítico mago Dominó, y un escenario plegable que se abre a la velocidad de un chasquido.

El mago JavierBernigaud vive en San Fernando y junto con las funciones, lo más típico del oficio, gerencia un local de venta de instrumentos de magia y una escuela para principiantes de todas las edades. «Lo mágico se ha perdido con el tiempo por eso es clave saber crear el ambiente para que surja el efecto mágico» sostiene.

Los que más se acercan a su escuela son los adultos, para que el momento mágico los excluya, al menos durante el lapso que dura la clase, de los problemas que plantea la vida real. Los chicos concurren desde los siete años aproximadamente, y las mujeres son las que menos se interesan.

Diversión   

Vander se inició en el oficio hace catorce años, primero con un colega de sus épocas de profesor de educación física y luego con el campeón mundial de cartomancia, Henry Evans. Su especialidad son los shows, que al año le insumen entre 300 y 400 presentaciones ante públicos de niños, adolescentes y adultos.

«Me gusta mucho el gag, el chiste certero y que la gente se divierta», sostiene Vander en charla con Prensa Libre y confirma el comentario cuando el cronista pregunta por la cualidad clave para ser mago y él, sin inmutarse, responde: «lo único que se necesita es estar inscripto en la AFIP».

Sin embargo, reconoce que el humor es un desafío que lleva su tiempo. «Es difícil el humor porque a los magos no nos enseñan», puntualiza. Luego evalúa que sus conocimientos de educación física son una ventaja para saber moverse, tanto en escena a la vista de todos, como al efectuar escapes tapado o dentro de una caja.

Luego comenta que disfruta mucho el trabajo cerca del público, la llamada magia close up, mano a mano, que se hace con monedas y barajas, entre otros elementos. Pero sus ilusiones incluyen rutinas en 3 D, fuego químico, con magnesio, sin residual y escapismo al estilo del mítico Houdini 

Usa sonido amplificado, micrófono de vincha,palm, notebook. De un anotador hace corporizar una pesada bola de Bowling previamente dibujada. Usa sogas, destraba aros de acero ensortijados, hace aparecer y desaparecer monedas. Y una vez que tiene dominado un truco, el entrenamiento serán las propias funciones ante el público.

Ambiente

Para el mago Javier la clave de una buena comunicación con el público es demostrar que todo sucede porque el mago lo ejecuta. «A veces pasa que el espectador, sobre todo el adulto, conoce el truco, pero una vez que vio la ejecución te dice: a pesar de que sé el secreto no me importa cuando veo hacerlo bien».

Javier se especializa en manipulación de elementos. Puede ser la baraja, una bola de madera o un material similar, dedales, sogas. Sus primeras presentaciones fueron en el Parque de la Costa, de Tigre. Se formó en la escuela de Adrián Guerra y se interesó en el oficio por los programas sobre el tema de HBO.

Forma parte de la Entidad Mágica Argentina (EMA) y del Club Porteño de Ilusionismo. El mago sanfernandino asegura que la comunicación entre colegas es muy fluida, y sostiene que la creencia de que se esconden los secretos de los trucos, entre los del oficio, es más una leyenda urbana que una práctica entre la membresía mágica.

Luego explica que la magia necesita complementos como el teatro y la expresión corporal para mantener el cuerpo suelto y relajado al presentar las ilusiones; y también canto, o locución,para que la voz sea un elemento de atención para el público. Saber presentar la ilusión también mejora hasta el truco más trillado.

Sus presentaciones incluyen el acto de la mujer cortada al medio; el interlude, que es una caja que permite atravesar a quien se mete, como si tuviera un cuerpo inmaterial, actos de mentalismo (adivinar números de barajas, por ejemplo) y la manipulación, donde se siente en su salsa.

«La magia es cara» advierte sobre los instrumentos, aparatos y demás elementos para hacer efectivos los trucos, pero reconoce que en las escuelas se enseña a diseñar muchos mecanismo y asegura que existen libros y videos muy útiles para aprender y accesibles a través de la red Internet.

Para Javier la práctica es fundamental para dominar las ilusiones. Su ideal de mago esuna mezcla entre Adrián Guerra, en cuanto al dominio de las rutinas mágicas, y Norberto Jansenson, en cuanto al dominio de la presentación del truco. La combinación ideal de contenido yforma, ni más ni menos que como en la vida real.   

Para conocer más sobre Vander se puede clickear www.magovander.com.ar

Para conocer más sobre Javier se puede clickear www.jbmagia.com.ar

Link Permanente:  http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=2593

marzo 26, 2010 Posted by | Zona Norte | , , | Deja un comentario

¡Socorro, hay una antena debajo de mi cama!

 
 

Antenas clandestinas que funcionan sin control.
 
Porque la legislación en la materia cruza jurisdicciones y es contradictoria, y el poder económico de las empresas de telecomunicación lo puede, éstas instalan sus antenas de telefonía celular donde les parece y luego intentan habilitarlas. Los técnicos municipales van detrás del hecho consumado y dicen que la tecnología actual permite antenas mimetizadas hasta en tanques de agua. La ciencia tampoco aclara si la exposición prolongada a la radiación electromagnética es nociva. Prensa Libre relata un caso testigo en Vicente López, que puede repetirse en otros distritos.

¡Hola ma! ¡No te preocupes que me quedo en lo de Agos, Cualquier cosa llamame al celu! La telefonía celular es un número puesto entre los argentinos, hay casi un celular por habitante, según las últimas estimaciones. Pero para que «el celu» funcione tiene que haber, y las hay a montones, antenas de retransmisión.

Para muchas organizaciones de la sociedad civil la exposición prolongada a la radiación electromagnética es nociva, cancerígena, para otras entidades solo genera aumento de la temperatura corporal. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostuvo que no está demostrada la insalubridad de esta exposición.

No obstante, a nivel gubernamental suele manejarse el llamado «Principio Precautorio», una política de manejo de riesgo para contextos de incertidumbre científica alta, que implica considerar riesgos serios, potencialmente, hasta tanto surjan resultados científicos definitorios.

El artículo 28 de la Constitución bonaerense toma este principio cuando dice: «toda persona física o jurídica cuya acción u omisión pueda degradar el ambiente está obligada a tomar todas las precauciones para evitarlo».

Independiente de esto, que tal vez con los años se precise, en las comunas el fenómeno de la instalación de antenas de telefonía celular da cuenta del poderío económico de las firmas, y de la falta de controles efectivos, y de decisión política férrea, por parte de los gobiernos municipales sobre el tema.

En Vicente López, por tomar un municipio donde el tema trascendió, un técnico municipal reveló que existen al menos treinta antenas de telefonía celular instaladas en el distrito, sin habilitación, en lugares conocidos y desconocidos, que se mimetizan en tanques de agua, carteles publicitarios y otras construcciones que las esconden.

Es que la tecnología logró equipos pequeños que solamente necesitan cierta altura para ser eficaces, y se instalan en una tarde de trabajo intensivo. El técnico reveló también que es usual que un sábado o un domingo, cuando hay menos movimiento en los barrios, las empresas instalen en un santiamén.

El servicio de telefonía móvil es un tema federal reglado por la Ley Nacional de Telecomunicaciones y está sujeto al control de la Comisión Nacional de Comunicaciones. Esta ley dice que ni las provincias ni las comunas podrán expropiar instalaciones de comunicaciones ni paralizar obras.

Sin embargo, es sabido que las municipalidades tienen facultad para determinar los sitios en los cuales pueden instalarse antenas, lo mismo que cualquier tipo de negocios o construcciones, pues como otras tantas por el estilo, se trata de una cuestión comprendida dentro del ámbito del planeamiento urbano de la ciudad.

Un caso

Los pobladores de Amador y Acceso Norte, al oeste de Olivos, se encontraron un día de mediados de 2007, con una antena de telefonía celular en el barrio, instalada en un predio situado en Blas Parera 2465, Olivos, con la anuencia de su propietario. El instalador fue Nextel SA, y como es usual lo hizo raudamente y sin habilitación.

Así consta en un frondoso el expediente, el 8249/07, que iniciaron los vecinos para denunciar la antena sin habilitación en una zona R2 donde la ordenanza 13397/99 requiere que para la instalación «deberá contarse con la autorización previa (el subrayado es de Prensa Libre) de los organismos pertinentes».

Uno de estos organismos, según esta ordenanza, es el Concejo Deliberante, del cual «se requerirá autorización expresa para cada caso particular». La ordenanza también dice que el pedido al Deliberativo deberá tener «la prefactibilidad» otorgada por el Ejecutivo y el «correspondiente estudio de impacto ambiental».

Nada de esto cumplió Nextel SA. Del expediente surge que el 4/09/07 el organismo de control municipal, el área de Seguridad e Higiene, labró el acta de contravención A-44689 por la falta de habilitación, y como es lo usual en estos casos las actuaciones pasaron al Tribunal Municipal de Faltas.

El mismo día los vecinos le solicitaron, por nota al Intendente Enrique García; «arbitre las medidas urgentes y necesarias de su competencia a fin de hacer cesar la instalación» y concrete «la prohibición». Paralelamente, el 12 de septiembre en una nota al Deliberativo solicitaron que haga cumplir las disposiciones

El 20 de setiembre de 2007 la Resolución 23/2007 del Concejo Deliberante dispuso: que el Ejecutivo inspeccione para verificar la existencia de la antena y en el caso de que la empresa no cuente con habitación se intime «al retiro inmediato». Ya sabemos que no había habilitación, ni estudio de impacto. Solo está la antena funcionando.

Ante la irresolución del Ejecutivo, el 31 de agosto de 2007 los vecinos pidieron la intervención de la Defensoría del Pueblo de Vicente López. Este organismo solicitó informes al Ejecutivo, durante al menos dos años. En rigor, ya en 2005 la Defensoría recomendaba retirar las antenas.

El 8 de octubre de 2007 los vecinos le solicitaron al Juez de Faltas del Tribunal Nº 2 que dé curso al acta de contravención A-44689 (nombrada más arriba), sin embargo el juez se escudó en una formalidad, arguyó que el acta no se entregó a la persona correspondiente, y anuló las actuaciones.

El 25 de abril de 2008 los vecinos solicitaron la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente, con jurisdicción nacional, sin embargo, el 24 de febrero de 2009 la Fiscalía les indicará que en tanto la polémica antena se encuentra en la provincia de Buenos Aires, es esta jurisdicción la que fiscaliza el cumplimiento de la normativa ambiental.

El 15 de enero de 2009, finalmente la Defensoría recibe un informe del Ejecutivo donde se reconoce que la antena está instalada, no tiene habilitación y pesa sobre ella una intimación para desmantelar, retirar o demolerla «a costo y cargo» del «titular de la antena» y «el propietario del predio» y que la empresa inició un trámite de consulta.

Respecto de la «consulta», y como si lo hubiera escrito el propio Frank Kafka, se sostiene «cabe aclarar que el expediente se encuentra en análisis y que el mismo (sic) no constituye una habilitación solo una consulta previa». Cabe preguntarse «previa» a que, pues, como surge de los hechos, la antena hace tiempo que está funcionando.

Asimismo, según el informe girado a la Defensoría por el Ejecutivo, la Subsecretaria Legal y Técnica, por expediente 10703, manifestó suspender la intimación que pesaba sobre la firma y permitió que ésta continúe con el trámite de «consulta o factibilidad», de la antena instalada y en funcionamiento sin habilitación.

Prensa Libre pudo saber por una fuente municipal que la firma Nextel SA ha completado los requerimientos formales de la prefactibilidad y ahora el expediente del tema ya se encuentra o está por pasar en estos días al área de Planeamiento para que dictamine sobre si corresponde la habilitación.

Huelga repetirlo, más allá del resultado del dictamen, la antena de telefonía celular sin habilitación sigue funcionando desde hace tres años, sin que los funcionarios municipales competentes tomen decisiones claras y a tiempo, y con la imprudencia de una empresa que solo hizo primar su interés.

marzo 12, 2010 Posted by | Zona Norte | , , , , | Deja un comentario

Dinosaurios, peques y piletas

Por Sandra Russo

Página 12

El barrio Alto Comedero, hacia donde fue creciendo San Salvador de Jujuy, se deja ver con la perspectiva del cerro. Entra uno en él como en cualquier barrio suburbano, acostumbrando los ojos a la pobreza, que aumenta en relación inversa al centro. Esto último es aplicable al mundo.

De pronto se ven las casas del barrio Túpac Amaru. Son hileras de cuadrados pintados con los colores de la tierra norteña. Celestes, amarillos, ocres, verdes. En muchos tanques de agua, que coronan las casitas como las chimeneas de los cuentos clásicos, sobre el negro brilla la imagen de Túpac Amaru. Es una imagen fuerte, desprendida de lo expresionista del retrato histórico. Es elemental: recrea el elemento indígena y el gesto resistente.

Esas viviendas sociales que a cualquier contratista del Estado le cuestan 130.000 pesos, a la organización le cuestan 86.700. Para abaratar los costos producen ellos mismos los bloques de cemento y las carpinterías metálicas. El taller metalúrgico tiene tres turnos: trabajan las 24 horas. Y apenas hubo un excedente, se montó la fábrica textil. En ella, la encargada explica las tareas de los hombres y las mujeres que costuran absortos en su trabajo y rodeados de una pulcritud luminosa. Son 146. Hacen delantales blancos. Pero también acolchados y remeras bordadas por encargo. Sobre la inmensa pared del fondo, la pared indica: “Compañero, tu patrón no comerá más de tu pobreza”.

Los orgullos actuales de la Túpac Amaru son tres: el Cemir (Centro Integral de Rehabilitación para personas discapacitadas), el Parque acuático y el Parque temático. Los tres son sorprendentes, por distintos motivos. Pero probablemente en el Cemir se concentren los ataques de emoción o de llanto de los visitantes que llegan para conocer el barrio. Sobre todo si se trata de hombres o de mujeres que alguna vez entrevieron un orden de las cosas diferente. Incluso allí se ha registrado la emoción de algún cronista con firma conocida de un gran diario. La cobertura después no reflejó ese momento.

El Centro de Rehabilitación fue construido en cuatro meses. A la entrada hay una plaza con juegos adaptados. El edificio tiene todo lo que podría tener un centro prestador de servicios de las prepagas más caras, aunque es gratuito y abierto a la comunidad. Pasará como con el tomógrafo del Centro de Integración Comunitaria. Les derivarán pacientes de los hospitales provinciales. El de la Túpac fue el segundo tomógrafo de la provincia. En el nuevo edificio hay salas preparadas para diferentes discapacidades, un enorme gimnasio acondicionado con antideslizantes, pileta climatizada, una sala con cámara Gesell para que la usen psicólogos y psicopedagogos. Hay baños en distintas versiones y con variantes de protección, y salas con la acústica preparada para discapacidades auditivas. Es probable que la emoción surja en la visita al Cemir porque allí lo que se ve es la obra de gente que fue débil y ahora es fuerte, y piensa y trabaja para otros débiles. En eso, después de todo, reside gran parte de un gran sueño colectivo que atraviesa el tiempo y las generaciones. Cuando uno se emociona en el barrio de la Túpac es porque eso ya no se sueña. Se ve.

Fue en las copas de leche, según cuenta más tarde el Reptil (que se llama Sergio, tiene 23 años y es hijo de Milagro Sala), que detectaron que en las casas había niños y adultos discapacitados. Muchos estaban en la cama. Las familias no sabían qué hacer con ellos. Tomaron cuatro casas y provisoriamente armaron un centro de rehabilitación para que esas primeras cincuenta personas tuvieran asistencia. Ahora están listos para recibir a muchos más.

Pero son los Parques los que delatan un aspecto un poco surrealista de la Túpac. Los parques, que están hechos y pensados para la comunidad pero en especial para los niños, tienen una identidad por el momento indescifrable, porque es una identidad en construcción. La Túpac Amaru ya no es la organización social conocida por hacer miles de casas. Fue la acción, la obra, la que les dio derecho al discurso político. Y aunque haya internas irresueltas entre los movimientos sociales, está claro que más allá de las resistencias tanto del sistema como de parte de la clase política, esos movimientos tienen derecho a elevar, poner en escena y pelear no sólo por sus intereses, sino también por sus convicciones. La redistribución de la riqueza siempre evita hablar de la redistribución del poder.

El parque acuático refleja la obsesión de Milagro Sala por las piletas. La Túpac ha salpicado la tierra hirviente de Jujuy con piletas de natación. Están por todas partes. Son la reivindicación del alivio y la recreación. Son piletas en las que a ningún chico le revisan la cabeza para ver si tiene piojos. El parque acuático es el clímax de ese impulso. Tiene cascadas, toboganes y consta de varias piletas encadenadas. Pero a su lado, el Parque Temático lo deja a uno boquiabierto. Los dinosaurios gigantes se alternan con esculturas de peques, los duendes patagónicos de un dibujo animado nacional. Dentro de poco, esa inmensidad de agua, animales prehistóricos y peques será coronada con un enorme arco que replicará al del Tiahuanacu. A la ligera, uno diría que todo ese conjunto da Dalí. Aunque podría dar también Lewis Carroll, con una Alicia quechua en un pequeño país de las maravillas.

Mi visita a Jujuy coincidió con un contingente mayoritariamente femenino de Carta Abierta y el Partido Humanista. Cada vez va más gente. Uno allí va a ver, a escuchar y a conocer. La manera injuriosa en la que el senador Morales elevó al conocimiento nacional la existencia de la Túpac Amaru, se resuelve en forma paradojal. El desarrollo aceitado que ha tenido esa organización, su mística y su originalidad puede plantear debates, pero si no se es un canalla perdido, despierta inequívoco respeto. Vivimos pidiendo que “se haga algo”. Hay que ir a ver cómo en el norte, una organización que se inspira en Evita, el Che y Túpac Amaru ha tomado de este último su rasgo principal. Nos es completamente desconocido, a los argentinos que venimos de los barcos, ese rasgo. Nunca nos hemos permitido el interés. No es solamente político el fenómeno de la Túpac Amaru. Es un brillante destello cultural.

© 2000-2009 http://www.pagina12.com.ar

diciembre 30, 2009 Posted by | Comunicación | , , | Deja un comentario

Negrito Avellaneda: “No fue en vano la lucha de 33 años”

El adolescente de 14 años asesinado en 1976

El adolescente de 14 años asesinado en 1976

En 1976 Floreal Edgardo Avellaneda, de 14 años, vivía con su familia en Sargento Cabral 2385, de Munro. Iris Pereyra de Avellaneda era su madre, y Floreal Avellaneda, su padre, era delegado de la fábrica textil Tensa, ambos militaban en el Partido Comunista (PC).

El 15 de abril de 1976 «El Negrito», tal como lo apodó su hermana Estela, fue secuestrado con su madre por un grupo de tareas conformado por militares y policías a la usanza de aquella época: los llevaron encapuchados, sin ninguna orden judicial y robaron electrodomésticos de la casa. Buscaban a Floreal padre, que pudo escapar.
El Negrito fue arrojado al Río la Plata, desde un avión y su cuerpo fue encontrado el 14 de mayo de 1976 con muestras de haber sufrido degradantes torturas físicas. Su madre fue alojada en la cárcel de Olmos con evidentes signos de tortura y maltrato (la llamaban «la vieja» y tenía 35 años).
Seis probados represores de la dictadura fueron acusados por estos hechos después de 33 años. Santiago Omar Riveros, Ernesto Verplaesten, Osvaldo Jorge García, Raúl Horacio Harsich y César Amadeo Fragni; todos ex miembros del ejército; y Alberto Aneto, ex policía en Villa Martelli (otros tres fallecieron con los años).
 
La sentencia
La sentencia sostuvo que quedó probada la existencia de la llamada Zona 4, a cargo del Comando de Institutos Militares, con asiento en Campo de Mayo. Allí fueron llevados Iris y su hijo, donde permanecieron en condiciones inhumanas, luego de pasar por la Comisaría N° 4 de Villa Martelli, donde también los torturaron.
El lugar específico fue un sector llamado «Los Tordos» o «El Campito», LRD en la jerga de los represores, que indicaba que era un campo de concentración, por donde pasaron varias víctimas, y un centro de torturas. Los torturadores tenían apodos como «escorpio», «gordo» o «padre francisco», entre otros.
La zona 4 abarcaba los partidos bonaerenses de: Escobar, General Sarmiento, General San Martín, Pilar, San Fernando, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López. A partir de mayo de 1976, de acuerdo con unaorden del Comando de Operaciones se suman Exaltación de la Cruz, Zárate y Campana.
Este comando tenía bajo su mando y jurisdicción a las comisarías de la zona y los comisarios recibían instrucciones de Campo de Mayo. De los reos, Alberto Aneto era efectivo de la Comisaría 4ta. de Villa Martelli cuando ocurrieron los hechos. El ex militar, Santiago Omar Riveros, era el Jefe de la Zona 4.
Jorge Osvaldo García, otro ex militar, era director de la Escuela de Infantería, con asiento en Campo de Mayo al producirse los delitos, y estuvo a cargo del área de Vicente López.Horacio Harsich, y César Amadeo Fragni eran oficiales de esa escuela también y participaron en los delitos.
Tres acusados de la causa fallecieron: Clodoveo Arévalo: segundo de García en el área Vicente López y Subdirector de la Escuela de Infantería.Américo Ferreño, titular de la Comisaría 4ta. de Villa Martelli, y Roberto Sánchez Negrete, encargado del traslado de Iris Avellaneda desde el Comando a Olmos.
 
Miserias humanas
Tanto Riveros como García usaron el derecho a dirigirse al tribunal antes de escuchar la sentencia. Trataron de descalificar el juicio y de escudarse en las leyes de obediencia; García pidió el uso del Código de Justicia Militar, mientras que Riveros llegó a calificar de «foránea» (sic) la legislación internacional sobre derechos humanos.
De acuerdo con el fallo, a Riveros le corresponde prisión perpetua y efectiva en una cárcel por el allanamiento ilegal, los robos, el secuestro y las torturas a Iris Avellaneda y el homicidio agravado por alevosía contra Floreal. Después de un día tenso, que comenzó a las 9,30, la sala prorrumpió en vivas y aplausos al escuchar esta sentencia.
A Verplaesten, como coautor plenamente responsable, lo sancionaron con 25 años de prisión, también efectiva en una cárcel, aunque lo absolvieron del allanamiento y robo. García, también como coautor, recibió 18 años de prisión efectiva, por el allanamiento y el robo y los secuestros, y como partícipe primario en los otros delitos.
A Harsich y a Fragni, también como coautores, les aplicaron 8 años de prisión por el allanamiento ilegal, los robos y los secuestros de Iris Avellaneda y su hijo Floreal, pero los absolvieron por los tormentos y el homicidio de «El Negrito». Durante la lectura de la sentencia también el caso de ambos represores se analizó en conjunto.
Al ex policía Aneto, siempre como coautor responsable, la Justicia lo condenó a 14 años de prisión por el allanamiento ilegal, el robo, el secuestro y los tormentos de la mujer y, como partícipe necesario, al niño Floreal, aunque el Tribunal lo absolvió por elhomicidio de «El Negrito».
En el punto 13 del fallo el Tribunal definió los delitos de la causa como «delitos de lesa humanidad» (por lo tanto imprescriptibles), y en el 14 ordenó que «el cumplimiento de las penas impuestas sea llevado a cabo en establecimientos del Servicio Penitenciario Federal» y en el caso de Verplaesten «de un examen pericial médico y psicológico».

El abogado
En diálogo con Prensa Libre el abogado de la querella, Jorge Brioso, valoró «la correcta apreciación de la prueba» que tuvo el Tribunal y que «los hechos están reconocidos por completo», pero tomó distancia de las intencionalidades de los delitos que imputó el Tribunal.
En esta línea Brioso adelantó a Prensa Libre que la querella apelará las penas, pues considera que todos deben tener reclusión perpetua. El abogado ponderó el juicio en democracia y recordó: «cuando colegas planteaban un Habeas Corpus en los ´70 la duda no era si conseguían condena sino si los harían desaparecer a ellos también».  
Luego explicó: «Este es el avance. Hoy tenemos una sentencia judicial inobjetable que reconoció los hechos, la cuestión de la calificación y los lapsos de las penas es una cuestión para seguir luchando en el ámbito de la Justicia, de donde nunca se debió salir».

El padre
Floreal Avellaneda, el padre de «El Negrito», recordó: «me vinieron a buscar a mi. Me escapé. Me tirotearon la casa, pero no me imaginé que se iban a llevar de rehenes a mi señora y a mi hijo para torturarlos terriblemente». Avellaneda adelantó que en octubre se iniciarán treinta juicios de hechos ocurridos en Campo de Mayo.
«Seguirán los juicios hasta que se pongan en evidencia las atrocidades cometidas, porque hay mucha gente que todavía no conoce», advirtió Avellaneda y explicó: «es el primer juicio que se le hace al Comando de Institutos, al 1er. Cuerpo de Ejército, y allí se calcula que hubo más de 5.000 desaparecidos, y hasta hoy no se habían juzgado».

La madre
Iris Avellaneda, sobreviviente del secuestro y los tormentos, que presenció el juicio junto a sus otros hijos, Estela y Marcos, se mostró contenta con el fallo aunque no satisfecha, y señaló: «les dieron una condena bastante ejemplar, yo esperaba más para Aneto porque nos torturó a los dos (a ella y a su hijo)».

La última aberración
La madre de Floreal reveló que, tras la apelación, la familia Avellaneda se dispone a encontrar el cuerpo de El Negrito, y relató: «en 1979 fueron militares argentinos a Uruguay y se robaron varios cadáveres, entre ellos el del Negrito, esto nos dijo un empleado del Cementerio Norte».
La sobreviviente del campo de concentración El Campito de Campo de Mayo continuó: «Nos dijeron que ponían el cuerpo en un tubular. Mentira. Desapareció. Una vez que encontremos el cuerpo del Negrito ahí vamos a estar tranquilos porque habremos cumplido con él. No fue en vano la lucha de 33 años por los 30.000 desaparecidos».
Para el abogado Brioso «el debate sobre derechos humanos está más actual que nunca cuando ha vuelto como un fantasma el golpe en Honduras. Es de estricta actualidad que se de una señal como ésta, desde la Justicia argentina, de que los actos aberrantes nunca quedarán impunes».  
Durante la lectura de la sentencia estuvo presente el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, reconocido jurista y docente, un hombre que sufrió en carne propia la persecución política. En la calle cientos de personas siguieron la larga jornada y a la salida vivaron a los Avellaneda.

Link Permanente:  http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=1959

agosto 14, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario