Semanarioprensalibre's Blog

Just another WordPress.com weblog

Caso Assange-Wikileaks: Siempre por la libertad de expresión

Desde Prensa Libre, como su nombre lo indica, siempre tuvimos presente que la misión del periodismo debe ser la de informar sobre todo aquello que tiene que ver con el interés público. Eso, está claro, no tiene nada que ver con difundir rumores, versiones no confirmadas, o directamente mentiras, como lo hacen hoy muchos de los más grandes medios del mundo. Menos tiene que ver con ocultar información para no “molestar” a un multimillonario, un anunciante o un poderoso del mundo: si la información es de interés público debe darse a conocer.
Por eso no podemos menos que apoyar la acción de Julian Assange, fundador de Wikileaks, cuando dio a conocer al mundo miles de documentos oficiales secretos, principalmente de los Estados Unidos.
Veamos rápidamente la historia. Assange se había hecho famoso por denunciar cómo los militares norteamericanos asesinaban a dos periodistas en Irak, mediante un video que recorrió el mundo, y dado a conocer por un soldado norteamericano, hoy sepultado en las cárceles del país del norte.
Ya estaba en la mira del FBI, la CIA y de los organismos criminales que secuestran y asesinan a quienes los EE.UU. odian en cualquier parte del mundo (véase el caso Bin Laden como último ejemplo).
Pero Assange fue más allá. Realizó un convenio con los principales medios hegemónicos europeos para dar a conocer aquellos cables. Ello llevó al hacker a su máxima popularidad, ya que el poder de dichos medios hizo que esos cables se conocieran en todo el mundo. En general, se trataba de lo que diplomáticos del país norteño informaban a su gobierno sobre lo que ocurría en diversos países, y las opiniones, pedidos, comentarios, que funcionarios, políticos, periodistas, etc., les hacían a ellos.
Eso sí, los grandes medios no difundieron todos los cables. Se ocuparon más que nada de los chismes, los posibles escándalos… O sea, seleccionaron aquello que convenía a sus intereses, lo que les hiciera aumentar sus ventas y, por supuesto, que no perjudicara a sus gobiernos, anunciantes y grandes compañías. Así aparecieron escándalos sexuales o enfermedades de algunos presidentes y altos funcionarios, pero nada que afectara a los más poderosos.
No se sabe si fue una primera estrategia de Assange o fue una traición inesperada de esos medios que se ocultara la mayoría de los cables, pero un objetivo estaba cumplido: en todo el mundo se hablaba de los cables. El segundo paso fue que el fundador de Wikileaks rompió el convenio y entregó la totalidad de los cables a otros medios del mundo, menos hegemónicos y con menos compromisos y, más aún, puso en Internet la información, a disposición de todos.
La guerra estaba declarada. Los misiles yanquis apuntaban a su objetivo dispuestos a todo y pedían la extradición de Assange para darle su merecido: ¿el campo de concentración y torturas de Guantánamo o algún otro campo secreto en Afganistan o Irak para dar el ejemplo de que con El Imperio nadie puede?
El hacker escapó a Suecia, que creía el país más democrático y avanzado del mundo (seguramente no había leído a Henning Mankell). Allí apareció una acusación de abuso sexual, por parte de una mujer denunciada como miembro de la CIA (¿?), y aquel vuelve a escapar. Esta vez a Inglaterra, que tiene una gran tradición en refugiar a perseguidos políticos. Cuántos patriotas americanos pasaron por allí, hasta dictadores y criminales como Pinochet fueron acogidos, sin que fueran extraditados. Pero con Assange fue distinto: si lo acusaban en Suecia lo tenían que extraditar… Y Assange ahora se refugia en la embajada ecuatoriana en Londres y pide asilo político.
Ecuador duda. Se trata de una acusación, no hay proceso siquiera, no corresponde la extradición. Pero Londres insiste igual. Hablan con los suecos. Si ellos se comprometen a no enviarlo a los EE.UU. donde ya un senador Republicano pide la ¡pena de muerte para él!, donde el premio Nobel de la Paz Obama lo quiere acusar de traidor… Pero Suecia no garantiza nada, y está claro que se lo piensa servir en bandeja a los yanquis.
Entonces Ecuador le dice a los suecos que pueden ir a indagarlo a su embajada en Londres, pero los suecos se emperran: un pequeño país sudamericano no puede venir con exigencias. Londres se enoja y en un arranque pirateril, que tan bien conocen los argentinos, amenaza con invadir la embajada, contra todos los tratados internacionales, contra todas las leyes.
Y allí Ecuador nos llena de orgullo a todos porque le da asilo diplomático al periodista de Wikileaks, en defensa del derecho de opinión, en defensa de la libertad de informar y de estar informado. Un ejemplo para el mundo, que la mayoría en el mundo oculta porque le temen al imperio y a sus aliados.
Pero ¿qué dicen los cables? ¿Son tan terribles? Júzguelo usted mismo. Como cuenta el investigador Martín Becerra, Santiago O´Donnell es el único periodista argentino que ha tenido contacto personal con Julian Assange y es uno de los pocos que tuvo acceso directo a los 2.150 cables de la megafiltración que hablan de la Argentina. Ningún gran medio los quiso publicar (sí, esos que se dicen defensores de la libertad), entonces sacó un libro (por supuesto con menor trascendencia) “Argenleaks”, donde se verifican reuniones de empresarios periodistas y políticos con funcionarios de la embajada norteamericana. Allí, por ejemplo Jorge Lanata pide plata para su diario Crítica (que después cerraría dejando a los trabajadores en la calle); adelanta a los yanquis que va a ponerse del lado de Clarín. Aparece Joaquín Morales Solá desmentido por los propios funcionarios de la embajada, entre tantos otros. Pero claro, ¡cómo Clarín o La Nación van a publicar semejantes cosas!
Y otro libro más reciente: “WikiMediaLeaks”, de Sebastián Lacunza y Martín Becerra, da a conocer los cables con todo lo referente a los medios. Esos libros están en librerías, se pueden comprar, pero claro, no es tan sencillo ni masivo su acceso, como ocurriría si fueran publicados en la prensa o sus cables leídos en los noticiosos
Ahora los EE.UU. niegan una “caza de brujas” (como si no supiéramos lo que pasó con “las brujas de Salem”, de las que escribió Arthur Miller, o más cerca, con el célebre “maccarthismo”). Dice que no tiene nada que ver con los esfuerzos del Reino Unido de extraditar a Suecia al ciberactivista.El Reino Unido reiteró que no concederá un salvoconducto al hacker para viajar a Ecuador, aunque esté obligado legalmente a hacerlo, y explicó que trata de alcanzar una solución diplomática. El gobierno de Correa espera que el gobierno Inglés retire su amenaza primero.
“Está claro que está tratando de desviar la atención de la verdadera cuestión, que es si va a enfrentar a la Justicia en Suecia” (dice la representante yanqui). “Es una cuestión entre el Reino Unido, Suecia y Ecuador”. Aunque sabe que Assange no tiene cargos formales en Suecia y sólo se lo requiere para ser interrogado por denuncias presentadas a una fiscal.
Ecuador ahora está siendo amenazado, mientras los países sudamericanos le dan pleno apoyo. En la OEA los únicos que no apoyan a Ecuador son EE.UU. y Canadá.
En Ecuador se realizó una manifestación en defensa de la soberanía nacional. En Londres los que apoyan a Assange frente a la embajada de Ecuador son reprimidos por la policía. También un puñado de manifestantes se reunió ante el consulado inglés en Nueva York, para pedir que el periodista sea autorizado a abandonar libremente el Reino Unido.
Todos los que defienden libertad de expresión y de información, en serio, deberían manifestarse sin cortapisas para defender a los periodistas que no están comprados por los poderosos, que quieren acallarlos.

Link Permanente:  http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=4792

Anuncios

agosto 25, 2012 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Informe de la UCA: Declina la confianza en los medios masivos de comunicación

Persiste la confianza en organizaciones de la sociedad civil y en la iglesia católica, pero bajó en los medios masivos de comunicación, reveló el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica (UCA). La comparación entre 2007 y 2011, además, abarca otros tópicos, como capacidad de subsistencia, hábitat, trabajo y protección social, salud, recursos psicológicos y vida social y ciudadana y cultura democrática. El informe reconoce avances en el crecimiento económico y ampliación de derechos sociales y políticas públicas en la última década, pero reafirma su objetivo de destacar lo que falta.
La alta confianza en los medios masivos de comunicación bajó 9.2 puntos, en una escala de 0 a 100, según el último informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica (UCA), que compara situaciones de 2007, 2010 y 2011. En ese mismo periodo creció la franja de población que tiene poca confianza (8) y ninguna confianza (1,2) en los medios.
La medición se realizó sobre 5.712 hogares de todo país y abarca otros tópicos como capacidad de subsistencia, hábitat urbano, trabajo y protección social, salud, recursos psicológicos y vida social, cultura democrática y vida ciudadana, en este último se ausculta la confianza institucional en, ong´s en general (Cáritas, por ej.), la iglesia católica y los medios masivos de comunicación.
Para comparar se eligió 2007 porque para el Observatorio de la UCA “según la mayor parte de los especialistas, el año 2007 fue el mejor momento del modelo político-económico post-devaluación (crisis interna 2001-2002) a lo largo de la primera década del siglo XXI”. En esta línea, para el observatorio se trata de un año ideal sobre el cual evaluar logros y retrocesos.
El informe indica que “el fuerte aumento en la desconfianza en los medios de comunicación se produjo entre los años 2007 (46.2) y 2010 (35,2) para luego recuperarse levemente, en el año 2011” (37). El informe muestra que entre 2007 y 2010 la población que dijo tener “ninguna confianza” en los medios aumento en 5.2 puntos y en 2011 bajó 4 puntos.
Es interesante cruzar estos datos con los de otro estudio del Observatorio, sobre el que Prensa Libre también informó en su momento: la situación socioeconómica dentro de la extensión geográfica que comprenden la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y los treinta municipios del conurbano bonaerense que la rodean al norte, oeste y sur.
Este estudio sobre la región metropolitana fue presentado por el Observatorio a fines de 2011 con una serie de indicadores sobre “las condiciones materiales de vida y las capacidades de acceso a recursos de desarrollo humano e integración social” de la población adulta (18 años y más) de la región. La información para este estudio se extrajo durante el cuatro trimestre de 2010.
Más confianza en losmedios… más miedo
Un dato que por entonces no pasó inadvertido es que en la zona norte estaba el mayor porcentaje de población que declaró tener “alta confianza” en los medios de comunicación (42,2%). No es errado decir, entonces, que mientras en esa época la confianza en los medios se retaceaba en otras partes de la población bajo estudio, la zona norte se mantenía fiel.
¿Será por esa fidelidad a, por citar, noticieros que repiten toda la mañana el mismo policial, que además aquel estudio reflejaba que la zona norte, con el menor porcentaje de víctimas de un delito en el último año y menor población sin protección policial era, no obstante, donde el mayor porcentaje de población (71,4%) sentía miedo de ser víctima? Es para pensarlo.
Mujeres más confiadas
Volviendo al estudio difundido en 2012 sobre el ítem de confianza en los medios masivos de comunicación, se observa que en el caso del género femenino “a pesar de haber mermado fuertemente entre 2007 y 2010 entre las mujeres (pasó de 51,6 a 36,9) es mayor que la confianza que depositan los varones” (pasó de 40,5 a 33,3).
Del informe también se desprende que “a mayor nivel socioeducativo y residencial de la población entrevistada aumenta la alta confianza en las ONG´s/Cáritas durante todo el periodo de estudio y lo inverso ocurre en el caso de la iglesia y los medios de comunicación donde los mayores niveles de credibilidad los tiene la población más vulnerable”.
Según el estudio, los entrevistados sin secundario completo de alta confianza correspondían a 52 puntos en 2007 pero bajaron a 37,6 en 2010 y mejoraron a 41,4 en 2011. En dirección similar, 39,5 puntos de población con secundario completo mostró alta confianza en 2007, bajó a 33,1 en 2010 y se mantuvo casi igual aunque hacia arriba con 33,3 en 2011.
Mediana edad con menos confianza
Con respecto a la edad, la alta confianza en los medios masivos mermó de 46,4 en 2007, a 33,6 en 2010 con una mejoría, 37,2, en 2011, entre jóvenes de 18 a 34 años. Para la franja de 35 a 59 años fue: 43,7 en 2007, 35,5 en 2010 y más abajo, 33,9, en 2011. La franja de mayor confianza fue la de 60 años y más, con 51,1 puntos en 2007, 37,3 en 2010 y una mejora a 42,4 en 2011.
El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA elabora, de manera sistemática, información para el análisis social y político sobre la marcha de la sociedad. De acuerdo con su génesis pone el énfasis en la deuda, lo que falta para el desarrollo integral, más que en los avances y aspectos positivos que se logran.
Por tal motivo, aunque el informe reconoce que durante la última década hubo crecimiento económico y ampliación de derechos sociales y políticas públicas, los analistas cuestionan “en qué medida” estos avances “impactaron de manera positiva en el desarrollo humano y en una más justa distribución de las capacidades de integración social para el conjunto de la población”.

Link Permanente:  http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=4772

agosto 9, 2012 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

La prensa manchada con sangre

Mitre, H.de Noble y Videla inauguran Papel Prensa.

Es estremecedor el testimonio de Lidia Papaleo de Graiver ante la justicia.

Por primera vez se conoce a través de un tribunal de la justicia argentina, la historia de la apropiación de la empresa Papel Prensa por parte de tres diarios: Clarín, La Nación y La Razón, en complicidad con la última dictadura militar.

Es de no creer el ensañamiento contra las personas que puede provocar la codicia. La viuda de Graiver, poseedora de la mayor parte de las acciones fue obligada a venderlas a precio vil mediante amenazas de muerte. Ella contó ante los jueces cómo el mandamás del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, la amenazó de muerte a ella y a su hija de dos años, en 1976, si no le vendía las acciones. Y el miedo que le provocó y le provoca aún recordar esa mirada fría y amenazante de quien es hoy uno de los mayores poderes de la Argentina.

Después vino el secuestro de toda la familia Graiver y los ex directivos de Papel Prensa, y para Lidia las violaciones, las torturas, el tumor cerebral provocado por los golpes en la cabeza, las acusaciones de “impura” por haberse casado con un judío (pensar que todavía hay católicos que guardan tanto odio en su corazón), el robo de las acciones de Graiver en el diario La Opinión. Luego los años de cárcel y las amenazas constantes para que no hablara, que la siguen hasta hoy, cuando ‘altos personajes”, contó, le siguen diciendo: “hacé tu vida, no denuncies más”.

Es triste, es inaudito, pero lo peor es el silencio. El silencio de los grandes medios que ocultan estas y otras informaciones. Porque se trata de grandes empresas periodísticas que luchan por defender sus privilegios, por acrecentar sus ganancias. Pero hay que aclarar, estos no tienen nada que ver con el periodismo ni con los periodistas.

Sus periodistas son empleados a sueldo que tienen prohibido preguntar por Papel Prensa, por la verdadera identidad de los hijos irregularmente adoptados de Noble, por los despidos en Perfil, o las negativas de Clarín y Canal 13 de reincorporar a los despedidos de los últimos años, a no hablar de las agresiones a los periodistas de canal 7.

A estos empleados periodistas los obligan a gritar en los noticieros, a atacar al gobierno y a los jueces que están descubriendo sus delitos. ¿Acaso son culpables de mentir para conservar sus trabajos? La mayoría no, hasta tienen miedo de no poder trabajar nunca más, de perder muchos privilegios a los que ya se acostumbraron. Los verdaderos culpables son los empresarios de prensa, que ni siquiera son periodistas, que obligan a ocultar, mentir y desinformar a la población para defender sus intereses particulares. Por suerte, todavía quedan algunos, mucho más independientes, comprometidos con la verdad y con la información veraz, no parcializada.

El lector sabrá reconocerlos en la medida en que haga un esfuerzo por pensar un poco antes de aceptar ciertas frases hechas o supuestas verdades. Y la justicia está haciendo mucho en ese camino. El semanario Prensa Libre estaría orgulloso de que sus lectores lo incluyeran en este último grupo.

Link Permanente: http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=4571

junio 1, 2012 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Representaciones mediáticas sobre lo masivo

Sobre la aparición de los nuevos diarios “populares” un artículo excelente del investigador Martín Becerra, del diario Sur.

Año 3. Edición número 155. Domingo 8 de mayo de 2011

Por Martín Becerra, Univ. Nac. de Quilmes. Conicet cultura@miradasalsur.com

La aparición de los diarios Muy (Grupo Clarín) y Libre (Editorial Perfil) despertó el interés del ambiente periodístico por varios motivos:

1. Estos dos nuevos emprendimientos tienen como destinatario ideal a un público popular, de clase media y media-baja. Este segmento de la población, que hasta hace tres décadas era intensiva consumidora de diarios y revistas populares, acusó el impacto del desmantelamiento del aparato productivo nacional –su fuente de ingresos– reduciendo también sus consumos culturales. Que hoy el mercado de medios apunte a la clase media-baja es un indicio de la recuperación macroeconómica y del poder de compra de un sector castigado hasta hace pocos años por sucesivas políticas económicas.

2. Surge el interrogante sobre los cambios en el consumo de prensa por parte de los sectores populares que, además de condicionados por la merma en sus ingresos, también fueron afectados por la presencia de otros medios: notablemente la televisión multicanal y de pago, con enorme presencia en los asalariados argentinos; y recientemente las conexiones fijas y móviles a internet. Hay ya generaciones de argentinos de clase media y media-baja en los que la lectura del diario no forma parte de sus hábitos cotidianos. En este sentido, la industria de periódicos, con el lanzamiento de dos nuevos productos, parece querer inyectar una necesidad en la sociedad, lo que constituye una apuesta de resultado incierto.

3. El segmento estaba, hasta ahora, cubierto en parte por dos diarios del Grupo Clarín (diarios Clarín y Olé) y, en particular, por Diario Popular, un medio sólido con un sostenido incremento en ventas que interpela a sus lectores desde un lenguaje consistente y conocedor de su cultura. También Crónica, que había liderado el segmento y en las últimas dos décadas perdió eficacia y ventas, complementa este nicho.

4. Como bien consignó Diego Rottman en http://www.malaspalabras.com, Libre y Muy parecen “diarios escritos por periodistas de Palermo para lectores del conurbano”, a diferencia, justamente, de Diario Popular. Para Rottman, “es hasta gracioso que Libre ofrezca su PIN de Blackberry”.

5. Si algo caracteriza a los empresarios de medios, más allá de su apoyo u oposición al actual Gobierno, es la constante queja acerca de la insuficiencia del mercado publicitario para sostener los costos de producción. Es extraño, entonces, que en un ámbito geográfico que ya contaba con 14 diarios se sumen ahora otros dos. La torta publicitaria de la que viven los medios es inelástica y en sus primeros ejemplares ni Libre ni Muy atrajeron grandes anunciantes. Con un precio de tapa de 2,5 pesos y sin publicidad, la razón de la existencia de estos dos nuevos diarios resulta, pues, extraeconómica.

http://sur.elargentino.com/notas/representaciones-mediaticas-sobre-lo-masivo

mayo 9, 2011 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Grupo Clarín: son muchos años burlándose de la ley

35 años de impunidad

Un excelente y carísimo grupo de abogados, con argucias legales de todo tipo, y en muchos casos con la complicidad de jueces nombrados por la dictadura o por Menem, el Grupo Clarín consigue burlar las leyes que todos los argentinos deben respetar.

Once años impidiendo una simple toma de sangre (un hecho que permitió ya recuperar más de cien niños secuestrados), demuestra un grado de impunidad (y de complicidad de gobiernos y jueces), mayor todavía que el de los militares genocidas. Esos once años, aunque demostraron judicialmente que Marcela y Felipe Noble Herrera fueron adoptados con evidentes irregularidades (se les dio el apellido de un muerto varios años antes, se falsearon nombres de testigos, etc.) sirvieron para que el Grupo Clarín hiciera echar a un juez y mantuviera la censura absoluta de tamaña acción, en sus más de 270 medios en todo el país, e incluso sembraran el miedo en el resto.

Casi ocho años ocultando los despidos de toda una comisión interna de delegados (además de otros centenares de empleados), de sus plantas gráficas, periodísticas y televisivas y negándose a cumplir las sentencias de la Justicia.

Más de treinta años intentando sepultar toda información sobre el “regalo” de Papel Prensa de parte del genocida Videla, a cambio de silencio sobre secuestros, torturas y desapariciones, y denostando a quienes se atrevían a denunciar sus acciones.

Leyes y decretos le dieron la posibilidad de adquirir a precio vil radios como Mitre o canales como el 13, o comprar medios críticos de las provincias como “Los Andes” de Mendoza y “La voz del interior” de Córdoba.

De nada valieron las denuncias de “Crónica”, “Ámbito financiero” e innumerables diarios y periódicos del interior por sus prácticas extorsivas, con la venta de altos precios del papel o el retaceo directo para evitar competencias a sus ganancias.

Hoy todavía siguen burlándose del cumplimiento de la Ley de Medios, votada por amplia mayoría parlamentaria y declarada como vigente por la Corte Suprema. Con las famosas acciones legales, como la última, del tristemente célebre juez Bustos Fierro (sí, el que pidió la re re reelección del riojano a través de un fallo judicial), que permite el último abusivo aumento de Multicanal, que le permite al grupo embolsarse 1.500 millones de pesos, de sus clientes cautivos, en un año.

Su poder es tan grande que hasta políticos y legisladores se inclinan a sus pies (y no es posible pensar que gratuitamente), como Mauricio Macri, que acaba de otorgarle al Grupo la eventual entrega de netbook para los alumnos de escuelas de la Capital a un costo diez veces mayor de las que está dando el gobierno nacional. Un negocio de más de 270 millones de dólares que algún mal pensado podría pensar que le asegura al intendente de la capital la publicidad de su campaña presidencial a costo de sus contribuyentes.

Y más: se niegan a agregar canales que no comparten su ideología en Cablevisión, o a fijar normas para que nadie pueda hablar con libertad de ellos, en los medios que dominan. Un verdadero acto de censura ignorado por los políticos hipócritas, defensores de la libertad de prensa de las empresas periodísticas, pero no de la libertad de informarse de los ciudadanos.

Estas y otras actitudes del Grupo, le permite trabajar sobre la información pública, para introducir o excluir temas, para denostar o elogiar a gobiernos y candidatos de acuerdo a sus intereses comerciales.

Si hoy la democracia argentina tiene un peligro en su horizonte, es justamente este poder creciente, hegemónico, inmenso y perverso que se abate desde la mañana hasta la noche sobre los ojos y oídos de la sociedad.

Luchar para evitar el pensamiento único haciendo trascender la información que se oculta es el servicio que debieran prestar los medios libres de verdad, que no están atados al poder de los multimedios.

Impedir el crecimiento y la presión de los grupos monopólicos en defensa de la libre circulación de ideas y de la libre información de los habitantes de la Nación es la obligación del Estado, cualquiera sea su signo.

No aceptar las supuestas verdades repetidas hasta el hartazgo por los medios de prensa de toda clase, sin constatar su veracidad y de dónde proviene, debería ser la actitud de cualquier lector más o menos inteligente

abril 11, 2011 Posted by | Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Cablevisión tiene que devolver plata a sus clientes

Cablevisión tiene que devolver plata a sus clientes
 
La empresa proveedora del servicio de cable, Cablevisión, deberá devolver cerca de 240 millones de pesos a sus casi tres millones de clientes cautivos, por aumentos indebidos. Eso, si la empresa del Grupo Clarín, cumple con la resolución de la Secretaría de Comercio Interior, que anuló la última suba del 11 por ciento. Esta semana, además, la Corte Suprema de Justicia dictó dos fallos contra la empresa que podrían repercutir en su fusión con Multicanal.

Ver más

marzo 15, 2011 Posted by | Uncategorized | , , , | Deja un comentario

“Clarín miente…”

En el año 2000 los grandes medios de prensa de nuestro país (Clarín y La Nación), intentaron destruir al gremio de canillitas: primero bajando su porcentaje de ganancias y luego quitándole la exclusividad para vender diarios y revistas. Entonces, algunos de los perjudicados, iniciaron una campaña en defensa de sus fuentes de trabajo y, entre sus muchas acciones, pintaban en las paredes: “Clarín miente”.

¿Por qué fue? Porque veían que los diarios, cuando decían que su intención era garantizar la “libertad de prensa”, ocultaban que la verdadera intención era monopolizar la venta de diarios eliminando la competencia.

Porque lo cierto es que los quioscos de diarios, repartidos por todos los barrios, venden todos en igualdad de condiciones. La revista de mayor lujo está al lado de otra de deportes o de humor, y un semanario político puede estar al lado de otro de poesía. Algo que garantiza la pluralidad de voces. Para el Grupo Clarín, apoderados del papel (la materia prima), sólo les faltaría concretar la comercialización y su poder sería absoluto por sobre los posibles competidores.

En la época en que los hoy mayorcitos estudiábamos periodismo, aprendimos que un título, una foto o una tapa, tanto podía revelar la realidad como ocultarla. Por esa época pudimos advertir cómo los grandes diarios mentían, simplemente ocultando o resaltando según su interés.

Apenas iniciado el siglo, quien esto escribe tuvo posibilidad de participar en varios seminarios dictados por Adepa (que representa a los dueños de diarios). Algunos de esos seminarios eran sobre “periódicos regionales”. Allí, diarios y periódicos de todo el país contaban sus experiencias y explicaban cómo hacían para sobrevivir. Al tiempo comprendimos que los participantes no eran los que aprendían, sino que fue al revés: con las experiencias, tomadas una a una, poco tiempo después Clarín iniciaba su etapa de suplementos locales.

Y el círculo cerraba. Gracias a Videla se habían quedado con el papel en 1977, manejando los precios y las entregas fueron eliminando a la competencia (Crónica, Ámbito, entre otros), consiguieron que los gobiernos de Menem y Duhalde les entregaran las radios, los canales y el cable, luego este último licuó sus deudas durante la crisis y, por fin, monopolizando la comercialización, sólo les faltaba liquidar a los regionales en el resto del país.

Los suplementos locales del Grupo Clarín competían deslealmente con los medios locales y regionales, salían a pérdida, pero trataban de atrapar pequeños anunciantes (los grandes siempre los tuvieron), liquidaban el pequeño negocio de volantes insertados por los diareros y, de paso intimidaban a los municipios que, inmediatamente les dieron publicidad, con la esperanza de que el gran cuco los tratara bien, o que alguna vez les diera espacio en la nave insignia. Pero todavía no triunfaron; canillitas y medios pequeños lucharon para evitar que los aplasten.

Algunos logros se consiguieron. Hoy se cuestiona la adquisición y monopolio del papel, los canillitas lograron que se mantuviera su estátus, los medios más chicos y regionales resistieron muy bien y hoy, desde el parlamento (ley de medios), de la Justicia (avanzan las causas contra los que no cumplen con la ley) y desde el Estado se intenta poner límites a su poder.

Y hasta sus propios trabajadores logran éxitos en su lucha para democratizar la vida interna en el Grupo. Sin embargo, todavía pueden seguir ocultando, tergiversando, ninguneando más que nunca. Como dirían los canillitas: “Clarín miente”, “desinforma”, y cada vez con menor vergüenza.

Pueden hacerlo. Tienen derecho a defender con uñas y dientes sus intereses comerciales, pero los lectores tenemos nuestras propias armas: cuestionar, dudar, averiguar por nuestra cuenta, leer entre líneas ante cualquier medio, ante cualquier información que se presente como “la verdad”.

Acaso ese ejercicio nos podrá ayudar a ser un poco más libres, o aunque sea, menos ingenuos.

marzo 3, 2011 Posted by | Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Publinotas sobre una costa que está en terapia intensiva

A veces es difícil separar la noticia de la publicidad.

Una de las estrategias de marketing más usuales actualmente, dentro de un universo plagado de mensajes, es la llamada article marketing o, para los criollos, “publinota”. Los especialistas consideran que este género es muy beneficioso para los negocios.

Para los periodistas, por el contrario, las publinotas no forman parte de los géneros periodísticos que sirven de instrumento para una comunicación fidedigna, leal, amigable con los lectores.

Se trata de notas bien estructuradas, de lectura dinámica y atractiva, con materiales gráficos llamativos, que son distribuidas en medios claves para que lleguen al destino que se pretende. Lo concreto es que son publicidades gratuitas o más baratas.

Para los medios significa ocupar el blanco (lugar destinado para las noticias) fácilmente en épocas cuando merma la información –por ej. en vacaciones- y las empresas pueden meter cuña sobre sus productos y servicios sin especificar que están vendiendo.

Los empresarios, vía las publinotas, buscan ampliar el límite de cobertura y que sus emprendimientos lleguen a inversores potenciales, a la competencia, para asociarla si hay necesidad, y a funcionarios de diferentes niveles decisorios, entre otros destinatarios.

Esta semana una publinota de la empresa Ribera Emprendimientos, del empresario Carlos De Narvaez, inundó las redacciones de los medios de la zona norte y un diario nacional la publicó en un suplemento temático.

El material publicitario –referido a un emprendimiento inmobiliario en la costa de Vicente López- en todos los medios que publicaron fue, en general, el mismo, a saber: mismos datos, fotos, fuentes. La sustancia informativa no varió de uno a otro medio.

Durante todo 2010 el tema de este emprendimiento, cuya cara más visible actualmente, es el llamado vial costero –un camino de asfalto paralelo a la costa de Vicente López entre Laprida y Arenales- estuvo entre las informaciones más buscadas.

Sin embargo, debido a las polémicas que suscitó, el hecho obligó a incorporarlo a las secciones de política, sociedad y hasta policiales, debido a la represión que sufrieron vecinos jóvenes que se opusieron tenazmente a las obras.

En la última reunión del año del Deliberativo local la oposición, que conforma el interbloque del Acuerdo Cívico y Social, presentó un pedido de informes al Ejecutivo para saber si la obra cuenta con la factibilidad de servicios de agua, cloacas, gas y electricidad.

También se solicita que el Ejecutivo informe si la factibilidad del servicio de agua y cloacas que será brindado por la Empresa AYSA se ha otorgado sobre la infraestructura preexistente, o si son necesarias obras nuevas, por ejemplo red cloacal.

En una nota de su autoría el concejal Carlos Roberto expresó: “El emprendimiento que el empresario Carlos De Narváez está construyendo en Vicente López entre Avda. del Libertador y el Río significa una destrucción de la ciudad”.

Para el edil del PS Gen: “privilegia la construcción de 3 torres de 79 metros de altura, la realización de un mega shopping, un estadio para 12.000 personas y un Hotel sobre la costa”. Este tipo de conceptos no son reproducidos por la publinota.

En charla con Prensa Libre, el edil de la UCR, Gustavo De Benedetti, explicó que la oposición de su bloque al emprendimiento se funda en que se desvirtúa el paseo de la costa como un lugar de esparcimiento al aire libre. Además, para el concejal, aunque es reconocible que haya vecinos a los que les atrae la idea de un emprendimiento inmobiliario en la zona costera “lo que se pierde, sin duda, es espacio público”. La publinota tampoco incluye estas opiniones.

El colectivo social, Unidos por el río, va a entregar volantes informativos sobre las presentaciones judiciales que pesan sobre la obra porque la comuna cedió espacio público sin los recaudos que solicita la ley. La publinota tampoco indica esta visión.

Independientemente del tema que se trate, lo que surge de observar cómo funcionan las publinotas es que la mezcla de publicidad con información le cae indigesta a los lectores, para usar una metáfora de la cocina, tan común en el periodismo.

“Carne podrida” se llama en el medio a un dato erróneo y malicioso que pretende pasar por información. Hay tonalidades indudablemente, pero es justo reconocer que informar y vender no son solamente verbos diferentes, son también acciones diferentes.

Es lícito que un medio de comunicación venda publicidad para mantenerse y crecer, pero no es ético que venda publicidad encubierta como información. En la misma línea, el lector, para el periodista, no es meramente el consumidor.

Link Permanente: http://www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=3411

enero 14, 2011 Posted by | Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

WikiLeaks: Clarín, La Nación y compañía, saben elegir lo que publican

Clarín, La Nación y compañía, saben elegir lo que publican. No hacen mención a los “periodistas cautivos” de la embajada norteamericana, a las visitas de ciertos políticos ‘argentinos’, a la calificación de ‘sensacionalista’ para el diario La Nación. Extrañamente, dedican sus tapas al rebote de sus propias opiniones en contra del gobierno actual.

Uno de los documentos, que seguramente se olvidaron de publicar, menciona algunas actitudes destituyentes de prestigiosos dirigentes locales.

Los amigos de El Noticialista tradujeron algunos de los documentos revelados por WikiLeaks, que ‘casualmente’ todavía no fueron publicados por los diarios Clarín, La Nación y subsidiarios. Allí se nombra a Diego Guelar y su jefe Mauricio Macri, Rosendo Fraga, Julio Cobos, Clarín, Elisa Carrió, Gerardo Morales, Luis Barrionuevo, Jorge Brito, Carlos Melconian, Miguel Broda.

Es un informe de Tom Kelly, el anterior encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, a partir de algunas charlas con políticos, economistas y periodistas locales. El resultado quedó plasmado en el informe secreto 853, del 22 de julio de 2009.
Kelly dice que le preocupaba la capacidad de Cristina Fernández para mantenerse en el Gobierno, después de la confrontación con la Mesa de Enlace y tras los resultados de las elecciones legislativas de 2009 y explica: “Gran parte de la especulación fue alimentada por los opositores más encarnizados del gobierno. Diego Guelar, un asesor de política exterior del alcalde de Buenos Aires Mauricio Macri, le dijo a un visitante miembro del Congreso en agosto pasado que `este gobierno no va a durar 60 días´”, y dice que, según Macri, “los argentinos estarían `felices´ con la caída de los Kirchner.”

Kelly cuenta también que uno de los que instaron al gobernador Daniel Scioli “a romper filas con los Kirchner” durante la controversia con el campo”, le dijo que la respuesta de Scioli fue: ”yo no soy un golpista”.

El más entusiasmado con la destitución – dice en el informe- era Rosendo Fraga: “De acuerdo con Fraga, el 10 de diciembre la llegada de los vencedores de las elecciones del 28 de junio creará un Congreso con el poder de quitar a CFK de su cargo. Fraga cree que los Peronistas y las fuerzas cercanas al vicepresidente Julio Cobos conspirarán para sacar a CFK de su cargo para reemplazarla por Cobos”.

En el informe secreto 853 revelado por WikiLeaks, se compara al golpe de Estado contra Zelaya en Honduras, con los planes de Fraga, Cobos y compañía. El funcionario entonces registró otras opiniones. Una de ellas fue la encuestadora Doris Capurro, Directora de la consultora Ibarómetro. “Haciéndose eco de un refrán frecuentemente escuchado”, señala Kelly en el informe, “la encuestadora Doris Capurro añade que la prensa argentina, en particular el dominante grupo de medios Clarín, a menudo sirve como “Central Golpista”. Clarín, dijo, fomentó la salida de Fernando de la Rúa del poder en 2001, y sus propietarios son críticos feroces de los Kirchner.”

El diplomático también incluyó en su informe los posicionamientos de otros referentes. “Algunos parecen estar cercando a la presa. La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dijo inmediatamente después de la derrota del Gobierno de las elecciones de medio término que `si Cristina no reacciona en una semana, ella va a tener problemas para gobernar´. En la misma línea, el líder radical Gerardo Morales dijo hace unos días que `si el diálogo actual se desmorona, el Gobierno tendrá un margen de error tan pequeño que puede pasar cualquier cosa´. El fin de semana, el líder sindical disidente Luis Barrionuevo dijo claramente que `veo a Julio Cobos terminando el mandato de Cristina´.”

Según Kelly, el banquero Jorge Brito, “en realidad Néstor ha cambiado. De hecho, se ha vuelto loco. Jorge Brito, una vez conocido como `el banquero de Néstor´, parece creer esta teoría, confiándonos que NK parece cada vez más obsesivo y poco dispuesto a escuchar consejos. `Solía escucharme´, recordó Brito, `pero ahora ni se molesta´. Otro banquero nos dijo que `Néstor básicamente ha tenido un colapso nervioso´.”

Kelly también tuvo la oportunidad de escuchar la opinión de algunos economistas. Carlos Melconian, aliado de Mauricio Macri, advirtió que “a menos que el Gobierno de CFK levante su política económica, puede enfrentar el mismo destino sombrío que los gobiernos de Alfonsín y De la Rúa”.

El funcionario afirma: “la política del equipo económico del Gobierno es objeto de burla entre los economistas serios aquí”, como por ejemplo Miguel Broda, quien se quejaba de que “no hay un solo macroeconomista serio en todo el equipo del Ministerio de Economía”.

Según Kelly, “el banquero Brito describió al Gobierno como `formado por personas que ni siquiera pueden sumar o restar´. Él fue particularmente mordaz con Guillermo Moreno, a quien llamó un `psicópata´ que `piensa que es un genio´, pero `es tan tonto como el resto de ellos´.”
Además, “de acuerdo con Mario Blejer, `Néstor no sabe nada de economía, y para empeorar las cosas, piensa que sabe, por lo que no escucha consejo´.”

Pero el encargado de negocios de la embajada se queja de estos pronósticos. “Durante más de dos años hemos estado escuchando espantosas previsiones de una inminente y abrumadora crisis fiscal justo a la vuelta de la esquina. Sin embargo, dos de nuestros mejores contactos -Javier Alvarado, Gerente General de Banco BICE, y Juan Carlos Barboza, jefe de cambio de divisas del Banco Central- nos dicen con cierta seguridad que el Gobierno de Argentina es capaz de cumplir con sus obligaciones. En el frente de los pagos de la deuda externa, ambos dijeron de forma independiente que el Gobierno de Argentina tendrá fondos suficientes para cumplir con los pagos de la deuda en 2009 y 2010.”

Kelly finaliza su informe explicando por qué pensaba que CFK llegaría hasta el final de su mandato en 2011. “Esta recopilación de muchos argumentos que circulan alrededor de la durabilidad del régimen de CFK no pretende crear la impresión de que el gobierno está condenado. En la Misión, creemos que CFK seguirá siendo presidente hasta diciembre de 2011”, y destaca: “el tiempo probablemente está del lado de los Kirchner.”

diciembre 3, 2010 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

La ley de medios está ¿qué hacemos ahora?

                                                                         
Capacitación y desarrollo de contenidos son las claves para que las organizaciones comunitarias lleguen a poner en práctica la nueva Ley de Servicios de comunicación audiovisual de la democracia.
Es la conclusión que se desprende de la charla que dieron Luis Lazzaro, coordinador general de AFSCA (ex Comfer), junto Miguel Vidal y Corina Duarte, del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), en viernes último en el teatro Martinelli, de Victoria.
Además, antes que nuevas radios individuales, lo que se viene en el corto plazo es la ocupación de espacios en radios comunitarias que ya existen, y un trabajo conjunto de varias organizaciones, antes que emprendimientos individuales al estilo comercial.
La charla fue parte del ciclo Espacio Cultural por la Memoria, organizado por la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de la Zona Norte. Un espacio de debates públicos sobre temas de interés social.
“Tenemos que llenar el 33% con comunicación comunitaria no precaria” dijo la joven de Farco, luego de proyectar un video, del proyecto “Todas las voces todos”, con experiencias de radios comunitarias que, según relató, pronto se convertirá en un libro.
Como se difundió tiempo atrás, la nueva ley de comunicación de la democracia prevé que las organizaciones de la sociedad civil tengan un 33 % del espacio radioeléctrico para sus emprendimientos de comunicación comunitaria.
Duarte destacó el “proyecto político comunicativo” que no debe faltar en las organizaciones comunitarias, y sostuvo que esto es “el para qué de las radios” en contraposición a la finalidad comercial de los emprendimientos tradicionales.
Para Lazzaro, por su parte, la ley fue el “fruto de la lucha y la resistencia de muchos sectores populares y de medios comunitarios y de la voluntad política de cambiar un modelo de país”.
El funcionario puso de relieve que “la lucha por la democratización de la comunicación es, también, una lucha por la memoria y la identidad. Es reconstruir lo que queremos ser como sociedad y país”.
Para Lazzaro el desafío “es darle contenido a las nuevas voces y actores sociales” de la comunicación que son las organizaciones comunitarias; algo “más amplio” que gestionar y que consiste en “comprender la demanda social de contenidos”.  
Para gestionar nuevos medios, observó Lazzaro, en charla con Prensa Libre, “hace falta capacitación y nuevos contenidos” y una mirada social “que complemente el modelo hegemónico comercial y exprese a los sectores populares”
A contrario de lo que pueda creerse, el especialista evaluó que hay mayores posibilidades en la TV digital, por la extensión del campo, que en el espectro radiofónico, para poder desarrollar más prontamente los proyectos.
En cuanto al contexto Lazzaro explicó: “Antes era una lucha contra varias exclusiones, la exclusión jurídica, la imposibilidad de acceder a licencias, la invisibilidad para la política del rol de estas organizaciones y por supuesto, los recursos y la capacitación”.
Sin embargo, “en este nuevo escenario dejamos de hablar solamente de los actores comerciales de la comunicación, y el debate se dirige hacia cómo se organizan los sectores sociales y los medios comunitarios”, puntualizó el coordinador de la AFSCA
Sobre los recursos, un tema no menor, indicó que a través del Consejo Federal, la ley crea “un fondo especial para proyectos comunitarios y sobre pueblos originarios”, pero remarcó: “el nuevo paradigma implica dar una batalla más amplia que gestionar”.

noviembre 13, 2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario